A los gatos les gusta el pescado, eso es algo que todo el mundo sabe. El gato se siente atraído por su penetrante olor (la mayoría de los carnívoros detectan el olor de la sangre y otros fluidos corporales para reconocer a sus potenciales presas), y también por su sabor.

La locura que el pescado provoca en la mayoría de los gatos también se ha atribuido a cuestiones de linaje, ya que antepasados del gato doméstico de hoy muy posiblemente tuvieron que alimentarse de pescado en su vida salvaje.

También podría interesarte:  ¿Por qué las ninfas se arrancan las plumas?

Sin embargo no todo queda en el gusto, y seguramente hay otro elemento por el que la naturaleza “garantizó” el gusto del gato por el pescado. Éste es una gran fuente de proteínas para el gato, cuya dieta requiere la carne para poder subsistir y desarrollarse.  En el aspecto nutricional, el llamado aceite de pescado es una gran opción, que inclusive ayuda al desarrollo cerebral del animal volviéndolo más adaptable y despierto, sobre todo si se le da como alimento durante los primeros meses de vida. Por eso se recomienda a los dueños de un gato revisar en los empaques de comida para gatos, sobre todo si ésta contiene aceites de pescado.

También podría interesarte:  ¿Por qué los perros de raza tienen malformaciones?

¿Respondió tu pregunta?

comentarios